jueves, 15 de octubre de 2009

Somos

Cada día fui sumando tus caricias,
tus detalles y mi fantasía.
Entre la quietud y ésta melodía,
el desierto un día floreció
y tú en él como oasis en mi vida.

¡Y que decir de tu bendita osadía!
Fuiste restando en mí
la coraza que del amor me protegía.

Tú has sido el hacedor y multiplicador
de mis ansias dormidas,
culpable fuiste de que el amor
en mí renaciera…
y hoy somos múltiplo de uno,
somos un entero en la quimera.

2 comentarios:

Poetiza dijo...

Un lindo poema de amor. Un gusto leerte, te dejo un beso, cuidate.

Esencia dijo...

Jannet, aysss............ el mundo que parece tan inmenso y mira que chiqutito es... tengo un tapón desliva qe no me salen palabras preciosa... una alegría inmensaaaa el volver a verte y como bien siento... mutua.

mi abrazo infinito y cargadito de mi más cálida esencia... nos leemos prciosa, siempre esenia.