lunes, 27 de abril de 2009

DE SU VOZ



Hoy está triste, en su interior una leve antipatía a la crueldad de algunas situaciones, ¡Qué le podría quitar esa angustia que le desvela! tal vez escuchar recitada una simple poesía, le daría lo mismo que poesía fuera, pero… de esa persona que necesita, de su voz, aquella que acariciara como susurro aterciopelado; le daría igual lo que dijera, sería igual de conmovedor poder escucharle y no importaría el idioma, porque sabría que el timbre le llegaría como la savia misma.

Le gustaría subir al monte más lejano, respirar su mismo aire, soltarse las cadenas y descansar en la serena tierra húmeda; que un árbol añejo les cobije con olor
a tierra de esperanza, le gustaría que le atravesara su voz el alma y que se estremeciera el cerro completo y hasta su nombre.
Le gustaría que el poema fuese invencible, astuto y porque no corrupto, así llegase a su alma como suspiro brujo… saber por fin si le gusta más su cuerpo errante o su espíritu sereno, cerrar los ojos y esperar que le bese hoy, mañana y siempre.

1 comentario:

Ruben Sada dijo...

Veo Janett que tu progreso es sorprendente. Mis felicitaciones.
Saluditos!